miércoles, 31 de diciembre de 2014

2015 ¿El año de las oportunidades?

Hoy es el último día del año, y os propongo un ejercicio: ¿Quiénes eran el 31 de Diciembre del 2013? ¿Qué pensaban sobre el nuevo año que estaba por venir? ¿Qué cosas tenían claras? ¿Cuáles no? ¿Tenían dudas sobre el 2014? ¿Tenían miedos? ¿Proyectos? ¿Sueños? 

Piensen en ése momento, en ése día, en el que inconscientemente hacían un balance del 2013 y veían el 2014 como la oportunidad de que las malas sensaciones cambien o que por arte de magia desaparezcan, y en cambio, que las sensaciones buenas, el amor, la amistad, la felicidad se mantengan como el año anterior o aumenten. 
En mi caso, ése día fue especial, estaba solo, pero no en soledad, con la mente puesta en el 2014 como el año de las oportunidades, el año del cambio, el año en que volvería a mi ciudad a por todas, tenía en la espalda distintos momentos que la vida me hizo pasar, pero no para hacerme caer, no para castigarme y mucho menos para que yo mismo me fustigue, estaban allí para demostrarme de lo que soy capaz de dar, y que si no hubiera llegado a situaciones límite, nunca lo hubiera sabido.
Lo mío es una anécdota, piensen en vosotros, ¿Qué se diría cada uno/a a si mismo/a si pudieran volver al 31 de Diciembre del 2013? En serio, cierren los ojos, imaginen ese momento, por una vez tienen la oportunidad de auto-aconsejarse. Me atrevo a intuir lo que se dirían: 
“Tranquilo/a, llegarás vivo/a al 31 de Diciembre del 2014, no puedo asegurarte que lo que pasarás será todo bonito, pero puedo asegurarte que todo lo que te pase pasará para hacerte crecer, para cambiar tu visión de la vida, para ayudar a los demás o a ti mismo/a, conocerás la luz y la oscuridad, cumplirás sueños, conocerás a gente nueva, influirás en la vida de mucha gente, no te diré si positiva o negativamente porque a ello aprenderás en cada momento. Experimentarás sensaciones nunca antes experimentadas. Sentimientos nuevos, sentimientos viejos, te darás cuenta de lo verdaderamente importante. Y sobre todo, en éste nuevo año que comienza, el 2014, te darás cuenta que vales mucho, que siempre vas a crecer y siempre tendrás que aprender, que serás un alumno toda tu vida, que el amor lo tienes dentro tuyo, que no dependes de nadie para ser feliz, que tu interior controla tu exterior y no al revés, que no siempre pasa lo que a uno/a le gustaría, que si pasó de esa manera seguro que era solo un paso necesario hacia algo mejor, y que en definitiva eres dueño de tu propio destino. Créeme, lo que te pasó en el 2013 no condiciona lo que te pasará en el 2014”.

Llegados a éste punto yo me pregunto ¿Qué es más probable? ¿Que podamos viajar en el tiempo para aconsejarnos a nosotros mismos? O simplemente hoy, 31 de Diciembre del 2014, ver el 2015 como el año de las oportunidades de crecer, de seguir vivos y de disfrutar de la vida. El 2015 será nuestro año si creemos firmemente que lo será, si no lo es lo sabremos el año que viene, pero nadie podrá decir que no lo intentamos, que no tuvimos la certeza de que daríamos todo, que no tuvimos el coraje de tomar decisiones. Y recuerden, ser feliz no es no tener malos momentos, o no tener problemas, ser feliz es saber ver en un problema, una oportunidad.


¡¡Feliz año!!



votar